Ficha: Francisco Rodríguez Marín

Francisco Rodríguez Marín, nacido en Osuna el 27 de enero de 1855; fue un poeta, folclorista, paremiólogo, lexicólogo y cervantista andaluz. Esta figura es interesante por haber usado la escritura andaluza en el tercer tomo de su obra recopilatoria de "Cantos populares", publicada originalmente en 1882.


En la ficha que le hemos preparado, mostramos un fragmento de sus "Cantos populares" en el que se puede apreciar claramente el uso del andaluz escrito:


Ficha: Pedro Barragán Montemayor

Pedro Barragán Montemayor, nacido en Ayamonte el 25 de febrero de 1886, es conocido como el autor de la novela Zafarí, publicada en 1942. Lo interesante de esta obra es que el autor utiliza el andaluz escrito en casi todos sus diólogos, ya que está ambientada en una ciudad ficticia que es copia de Motril.

En la ficha que hemos preparado para este autor, aparece un fragmento de un diálogo de la novela anteriormente mencionada:


Diálogos escritos en andaluz en 'Platero y yo'

'Platero y yo' es una obra narrativa escrita por Juan Ramón Jiménez, Premio Nobel de Literatura 1956,​ que relata la vida y muerte del burro Platero. Lo que la hace interesante desde el estudio de la lengua andaluza, es que incluye diálogos escritos en andaluz para poder expresar de manera escrita la forma de hablar de los personajes andaluces.

Tras examinar esta obra, y con el objetivo de mostrar la forma en la que el autor escribe los diálogos en andaluz, hemos escrito el artículo Diálogos escritos en andaluz en 'Platero y yo' en el que presentamos un listado con todos ellos. A continuación, mostramos una tabla con algunos de ellos:

Original PAO Castellano Capítulo
—Tien' asero... —Tiene asero... —Tiene acero... 1
¿Va argo? ¿Yeba argo? ¿Lleva algo? 2
—Mi pare tié un relo e plata.
—Y er mío, un cabayo.
—Y er mío, una ejcopeta.
—Mi pare tie un reloh de plata.
—I er mío, un cabayo.
—I er mío, una ehcopeta.
—Mi padre tiene un reloj de plata.
—Y el mío, un caballo.
—Y el mío, una escopeta.
3
—Zeñorito, ¿ejtá ahí eze médico? —Zeñorito, ¿ehtá aí eze médico? —Señorito: ¿está ahí ese médico? 20
Mi niiiño se va a dormiii
en graaasia de la Pajtoraaa...
Mi niiiño se ba a dormiií
en graaasia de la Pahtoraaa...
Mi niiiño que se va a dormiiir
graaacias a la Pastoraaa...
44
...y pooor dormirse mi niñooo,
se duermeee la arruyadoraaa...
...i pooor dormirse mi niñooo,
se duermeee l'arruyaoraaa...
...y por dormirse mi niñooo,
se duermeee la arrulladoraaa...
44
—Cuando yego ar puente, ¡ya v'usté, zeñorito, ahí ar lado que ejtá!, m'ahogo... —Cuando yego ar puente, ¡ya be uhté, zeñorito, aí al lao qu'ehtá!, m'ahogo... —Cuando llego al puente, ¡ya ve usted, señorito, ahí al lado que está!, me ahogo... 46

Ficha: Antonio Machado Álvarez "Demófilo"

Antonio Machado Álvarez, padre de los hermanos Antonio y Manuel Machado, publicó en 1881 su Colección de Cantes Flamencos compuesta por obras del folk-lore andaluz de la época. Para ello, tuvo la necesidad de reproducir gráficamente la pronunciación andaluza, por lo que se vio obligado a elaborar una serie de reglas ortográficas básicas.

En la ficha que hemos preparado para este estudioso de la literatura popular, aparece la estrofa 84 del capítulo de Coplas:


Ficha: Juan Ramón Jiménez

Para aquellos que dudan de la existencia del andaluz como lengua y que califican de ignorantes a aquellos que nos dedicamos a su estudio y escritura, estamos preparando una serie de fichas de autores que usaron algún tipo de escritura en andaluz en sus obras.

En la primera ficha que hemos preparado, mostramos a Juan Ramón Jiménez junto con el fragmento que escribió en andaluz en el poema "La carbonerilla quemada":


Relato corto: La luh d'ehte zó de mi tierra

Hemos añadido un nuevo relato corto, cortesía de Miguel Ángel Hiniesta Sánchez, a la subsección de relatos cortos. Este relato lo podéis encontrar escrito en andaluz según las normas PAO y NOTA-Porrah, además de en castellano.

Aquí os dejamos un fragmento del mismo:

Entoabía queaban floreh d'azaá abiertah en loh limoneroh de la plazoleta de Zan Franzihco. Un coxe cruzó rápidamente la Ronda Norte dehando atráh er Matapiohoh pa í ayá arriba. Z'ehcuxó'r ruío de doh maletah en la caye, lah yebaba'r pare, la iha rezién yegá era un preziao tezoro. I en la puerta de la caza ehtaba la mare con zuz ohiyoh cahtañoh ehperando a zu niña. Eya en cuanto ze la encontró dehó be qu'era una muhé mu bezucona...

Foto por cortesía de José M. Figuereo

Sobre la "X Hunta d'ehkritoreh en andalú"

Los días 28 y 29 del pasado mes, tuvo lugar la X Hunta d'ehkritoreh en andalú en Ayamonte. Para aportar nuestro granito de arena a la cultura andaluza, asistimos para presentar algunas de las adaptaciones al andaluz de las Fábulah de l'Ezopo que ya conocéis (con algunos ajustes) y una nueva que preparamos para dicho evento; junto con un relato corto escrito por nosotros/as que tiene mucho que ver con el 8 de marzo.

Si tenéis curiosidad por saber de qué iba este evento, podéis acceder al acta de Hunta, con todos los contenidos presentados durante la misma, a través de este vínculo; y concretamente a los textos que presentamos a través de estos otros:

Por último, os compartimos un vídeo montado por Paco Arbaduli, con fotos tomadas durante el desarrollo de la Hunta:


X Hunta d'ehkritoreh en andalú

El 28 y 29 de este mes se celebrará la "X Hunta d'ehkritoreh en andalú", que tendrá lugar en Ayamonte (Huelva). Nosotros asistiremos presentando algunas Fábulas de Esopo traducidas al andaluz y un relato corto de nuestra propia cosecha. Os dejamos por aquí el cartel del evento y si queréis más información podéis acceder a la página web de la ZEA.

Por otro lado, hemos añadido algo de contenido a la sección de recursos. Ahora mismo tenemos disponible una subsección de enlaces de interés, otras propuestas y estudios.

Traducción: "Fábulas de Esopo: Las Liebres y las Ranas"

Propuesta: PAO-RO representando explícitamente el seseo
Fuente: saberinglés.com

Fábulah de l’Esopo: Lah Liebreh i lah Ranah

Lah Liebreh ehtaban tan perseguíah por otrah behtiah, que ya no sabían ni aonde í. Tam pronto como una d’eyah veía a un sólo animá aprosimándose a eyah, salían corriendo.

Un día vieron a um puñao’e Cabayoh bravíoh en ehtampía, i toitah lah Liebreh salieron huyendo mu asuhtáh a un lago sercano, desìíah a ahogarse anteh que viví siempre con suhto.

Pero huhto cuando s’asercaban a la oriya’el lago, unah poca’e ranah, asuhtaitah a su veh porque s’aprosimaban lah Liebreh, s’ehcabuyeron i sartaron a l’agua.

“Em verdá”, diho una de lah Liebreh, “lah cosah no son tan malah como paesen: siempre ai arguien qu’ehtá peó que tú”.

Aesop's Fables: The Hares and the Frogs

The Hares were so persecuted by the other beasts, they did not know where to go. As soon as they saw a single animal approach them, off they used to run.

One day they saw a troop of wild Horses stampeding about, and in quite a panic all the Hares scuttled off to a lake hard by, determined to drown themselves rather than live in such a continual state of fear.

But just as they got near the bank of the lake, a troop of Frogs, frightened in their turn by the approach of the Hares scuttled off, and jumped into the water.

"Truly", said one of the Hares, "things are not so bad as they seem:

"There is always someone worse off than yourself."

Lah Liebreh i lah Ranah

Traducción: "Fábulas de Esopo: Hércules y el Carretero"

Como ya hicimos hace unos días, os dejamos otra traducción al andaluz occidental según la PAO-RO de otra fábula.

Fuente: saberinglés.com

Fábulah de l’Ezopo: El Érculeh i er Carretero

Un carretero ehtaba conduziendo una carga pezá por un camino mu embarrao.

Ar finá ér yegó a una parte’e la carretera ande lah rueah ze hundieron ahta la mitá dentro der barrizá, i contra máh tiraban loh cabayoh, máh hondo ze hundían lah rueah.

Azín qu’er Carretero tiró zu látigo, i z’arroìyó i rezó a l’Érculeh er Poerozo.

“O Érculeh, ayúame n’ehtah orah anguhtiozah”, diho él.

Pero l’Érculez ze l’aparezió, i diho:

“Fite ehte. Pero ombre, no te queeh tumbao aí. Alevántate i arrima l’ombro.”

Loh diozeh ayúan a’queyoh que z’ayúan a zí mihmoh.

Aesop's Fables: Hercules and the Wagoner

A Wagoner was once driving a heavy load along a very muddy way.

At last he came to a part of the road where the wheels sank half-way into the mire, and the more the horses pulled, the deeper sank the wheels.

So the Wagoner threw down his whip, and knelt down and prayed to Hercules the Strong.

“O Hercules, help me in this my hour of distress”, quoth he.

But Hercules appeared to him, and said:

“Tut, man, don't sprawl there. Get up and put your shoulder to the wheel.”

The gods help them that help themselves.

El Érculeh i er Carretero